Compartir, intercambiar, educar.

El hecho es que la internet suscitó el más grande fenómeno de difusión y copia de la cultura, se comparten e intercambian contenidos diversos, con finalidades y objetivos multiples, como entretenimiento, trabajo, educación, otros.

Compartir. Intercambiar. De esta manera es que la cultura se ha permitido evolucionar, mutar. La circulación de contenidos ha sido el mutágeno de la cultura. Bajo el soporte oral la palabra hizo cultura con el dialogo; luego la escritura le dio un nuevo elemento a la cultura con la lectura, generando nuevas competencias cognitivas en la humanidad, tal como es la abstracción; la imprenta hizo circular mucho más la cultura, sacándola de los circulos cerrados y herméticos donde se encontraba (monasterios, abadias), gracias Gutemberg. Hoy, lo digital podemos verlo como el big band de la circulación y acceso masivo y global a los productos culturales, universo comunicacional en expasión.

Organizaciones gubernamentales e intergubernamentales como la UNESCO han proclamado en las últimas décadas que vivimos en la época donde es cada vez más posible reducir las brechas y desigualdades frente al conocimiento. Educación para Todos.

Internet es el espacio, el flujo, el enlace para llegar a todos y a cada uno, para fortalecer y generar procesos de formación y divulgación de la cultura. Compartir, intercambiar también es el mutágeno de la educación, la condición de la formación humana en el presente siglo.

Compartir no es delito. Todo lo contrario, compartir es un derecho y un deber cultural. Compartir, divulgar, intercambiar, transformar nos pone en las puertas de las sociedades del conocimiento. ¿No se dan cuenta los que gobiernan los Estados que con las leyes que prohiben y condenan el intercambio, el compartir, el divulgar la cultura detienen las luchas por reducir las brechas y las desigualdades frente al conocimiento? Una educación abierta y libre es la condición para una democracia.

A propósito de estas líneas en este post de blog y de la campaña que seguiremos apoyando #CompartirNoEsDelito y #DiegoGomezUniquindioTeApoya les compartimos este video: ¡Copiad, malditos!

La problemática del compartir

Con el origen y masificación de la internet la producción de contenidos es una práctica al alcance de todos. La abundancia de software y dispositivos electrónicos permiten que cualquier individuo produzca, publique y comparta imagenes, textos, videos, audios, entre otros; sin embargo, ante la tradición de una cultura definida por el intercambio comercial de bienes, servicios, productos y datos, esta nueva forma de producción de contenidos entra en conflicto con dichas prácticas de intercambio al proponer lógicas y dinámicas diferentes a lo privativo y cerrado. La internet y la producción digital de contenidos se encuentran inmersos en la libre cultura la cual se caracteriza por tomar materiales preexistentes para crear nuevas ideas; el componer, hacer con, el juntar, es la dinámica propia de estas nuevas prácticas culturales enmarcadas y potencializadas por lógicas colaborativas y distribuidas.

Para el tercer programa de Mutantes RadioShow vamos a hablar del compartir conocimiento, de las nuevas prácticas culturales y legales que definen los términos y las condiciones de uso de contenidos de forma alternativa a como se ha hecho tradicionalmente con el Copyright o Derechos de autor y los Derechos de Propiedad Intelectual. Creative Commons ideado por el abogado estadunidense Lawrence Lessing se presenta como alternativa legal acorde a las lógicas der internet y de la cultura libre, frente a la necesidad de comportir conocimientos y compartir la cultura. “Las licencias Creative Commons le permiten a las personas cambiar los términos de protección de sus obras. De ‘todos los derechos reservados’ aplicados por omisión, pasar a ‘algunos derechos reservados”. (Guía de bolsillo Creative Commons Colombia)

 

Condiciones de licencias